XUL SOLAR

Verano 2017

Un mundo alucinante

Una figura tan deslumbrante como enigmática ilumina nuestra colección de verano: el inclasificable Óscar Alejandro Agustín Schultz Solari (1883-1963), autoproclamado luego como Xul Solar.

¿Quién fue en realidad este loco genial? O, más bien, ¿quién no fue? Porque, además de desarrollar un mundo plástico alucinante, fue también astrólogo, visionario y místico feliz, inventor de dos idiomas -la panlengua y el neocriollo- y ¡12 religiones!, cosmopolita impenitente y bibliófilo empedernido. ¿Algo más? ¡Sí! También arquitecto, titiritero, creador del panajadrez -una versión astrológica del juego- y de un revolucionario piano de tres filas que añadía a las teclas texturas y colores.

Construyó una obra pictórica original que escapa a las convenciones, arcaica y vanguardista al mismo tiempo, poblada de rascacielos, escaleras, torres, banderas e inscripciones, en la que aparecen hombres con pies de pescado o media luna, ciudades que vuelan sobre otras ciudades y que son fortaleza gótica y casa de muñecas. Su universo es una explosión de fantasía, alegría y buen humor, plagado de pequeñas maravillas coloristas y enigmas cabalísticos: a través de acuarelas, témperas, libros y enseres de todo tipo, asoman barcos, esfinges, cristos, miniaturas, pagodas, zodíacos y cruces mestizas.

Un ser de una imaginación desbordante, que reinventaba el mundo a diario. Y ese mundo tan personal, libre y desacomplejado, es el que hemos querido plasmar en los Maxi collares, pendientes y broches de esta nueva colección. Que dividimos en azul brillante, amarillo intenso, rojo puro y negro místico, acorde con las tonos que predominan en sus óleos y acuarelas. Una paleta parecida a la que elegiría, probablemente, un niño para pintar el Universo.

Al recordar su desaparición, uno de sus grandes amigos, Jorge Luis Borges, alentaba a la audiencia: “Los invito a que vivamos todos juntos, a que convivamos, o polivivamos, o panvivamos, como diría Xul, en este mundo de sus visiones, de sus líneas, de la alegría, de la pureza y de la melodía de sus colores”.

¡Bienvenidos al mundo de Xul Solar!